Saltar al contenido

Tortuga Leprosa

Tortuga Leprosa

La tortuga Leprosa o galápago leproso es una tortuga semi acuática, llamada científicamente como Mauremys leprosa, es parte de la familia de los Geoemydidae. 

Anteriormente, se le consideraba parte de la subespecie Mauremys caspica, por lo que también, es común encontrarlas como Mauremys caspica leprosa.

Popularmente, también se le denomina como: galápago y tortuga de agua.

Descripción de la tortuga Leprosa

Descripción de la tortuga Leprosa
Foto por: gailhampshire

Fue descubierta en el año 1812, por Schweigger, quien era un reconocido médico y profesor de botánica alemán y describió por primera vez a esta particular tortuga.

El apodo de leprosa, se debe al parecido en su piel, con las lesiones propias de esta enfermedad. Esto, debido a que los ejemplares encontrados por primera vez, tenían un aspecto extraño muy poco higiénico, como si estuvieran sucias.

Del mismo modo, tienen un aspecto viejo por tener la piel y el caparazón desgastados, debido al crecimiento de algas que se adhieren a la dermis.

Es muy común adoptarlas como mascota, sin presentar ningún problema de índole legal.

De dónde es originaria la tortuga Leprosa

Origen de la tortuga Leposa
Imagen por: Bernard DUPONT

Son, procedentes del continente europeo, al sur de este territorio, en la península ibérica. Y se han distribuido principalmente por países como: Portugal, España, Turquía, Grecia y menos común es Túnez y Marruecos. 

Características más comunes de la tortuga Leprosa

Características de galápago leproso
Foto por: gailhampshire

Se considera una tortuga, acuática, aunque se adapta perfectamente al ambiente terrestre. Alcanza una medida máxima de hasta 20 centímetros.

Su caparazón, presenta una tonalidad verdosa brillante algunas veces, es común encontrar tortugas con la corteza marrón. Presenta unas marcas perfectamente bordadas, en el que se visualizan unas figuras en forma de pentágonos en algunos ejemplares. 

El pecho es amarillento, y en ocasiones, es común evidenciar una especie de tinte de negro con aspectos de manchas pequeñas.

De igual forma, también se pueden evidenciar, unas líneas perfectamente dibujadas en su cabeza y extremidades, con tonalidades que varían desde amarillentas, rojizas o anaranjadas.

La superficie de la piel, en ejemplares recién nacidos o en la tortuga leprosa adolescente, es lisa y sin imperfecciones. 

Sin embargo, las máculas hiperpigmentadas muy parecidas a las de la enfermedad de Hansen como también se le conoce a la lepra, lo adquieren en la adultez.

Las hembras son de tamaño más voluminoso, existiendo una clara diferencia entre los sexos.

Hábitat de la tortuga Leprosa

hábitat
Imagen por: Bernard DUPONT

Tienen preferencias por diversos ambientes, es común encontrarlas en casi cualquier corriente de agua natural en España y en otros países europeos.

Se adaptan muy bien a todo tipo de aguas, se encuentren limpias o no, e incluso se han encontrado ejemplares de esta especie viviendo en las alcantarillas, al mejor estilo del famoso comics de las tortugas ninjas.

Tienen una gran capacidad para tolerar, la contaminación, la radiación o alcalinización de las aguas, por lo que es común su aspecto inmundo, poco agraciado. 

No obstante, a pesar de tener una gran tolerancia por las aguas insalubres, eso no las convierte en inmunes de padecer afecciones que puedan atentar contra su vida.

Cómo se comporta la tortuga Leprosa

Comportamiento tortuga leprosa tiempo de vida
Imagen por: Bernard DUPONT

Son apacibles y muy serenas, les encanta nadar, por lo que suelen pasar la mayor parte del tiempo, dentro del agua.

Un hábito común en esta clase, es que salen a media mañana a tomar sol, en la arena o sobre las piedras.

Son muy inseguras, por lo que no es común observarlas si detectan la presencia de algún animal o persona. Ante, la mínima sospecha de que puedan ser observadas, suelen escabullirse rápidamente para encubrirse.

Y en algunas, ocasiones cuando sienten que el peligro es inminente, expulsan un olor muy desagradable, como una maloliente flatulencia. Para así, lograr espantar a los potenciales agresores.

No son para nada violentas, al contrario, se caracterizan por una actitud, muy relajada. Además, de ser inteligentes y muy astutas. 

Alimentación de la tortuga Leprosa

Alimentación y cuidados
Tortuga Leprosa adulta. – Fotografía por: Ferran Pestaña

En el caso de que sientan mucha hambre, salen a cazar proteínas que la obtienen de grillos, gusanos, renacuajos, lombrices, anfibios y animales descompuestos. 

Otro, tipo de alimento, lo obtienen de las plantas de agua. Además, la frecuencia, con la que se alimentan, es por lo menos de 2 a 3 veces por semana.

Su principal, fuente de sustratos la obtienen de distintos nutrientes, y depende de la cantidad de apetito que presenten en el momento de alimentarse y claro también de la disponibilidad de comida que exista en su ambiente.

Si las tienes en casa, es importante no sobrealimentar, puedes darle para consumir truchas, e incluso alimentos de mascotas como gatos y perros deshidratadas.

Aunque, es mejor consultar con un doctor de animales para que te pueda orientar en todas las inquietudes que presenten.

Mientras, trata de que las comidas, contengan un porcentaje bajo de grasa, y de sodio, que no sean muy procesadas. 

Del mismo modo, evita alimentarlas con comidas para humanos enlatadas o con preservante, ya que puede ser contraproducente para su bienestar.

Cortejo y reproducción

Cortejo y Reproducción
Imagen por: Bernard DUPONT

El apareamiento, ocurre mayormente dentro del agua, el macho al visualizar una hembra que resulta atractiva, inicia un coqueteo un poco brusco, caracterizado por mordiscos y cortadas ocasionadas con sus filosas uñas.

Se han encontrado algunas ejemplares masculinos, peleando agresivamente entre sí para obtener la atención de la figura femenina.

Una vez, que ambos deciden que serán pareja, ocurre la copulación, y como resultado esta resultará fecundada.

Cuántos huevos pone

Tortuga Leprosa o galápago Leproso- video por: gailhampshire

Suelen poner de 3 a 11 huevos de color blanco, resistentes a la manipulación, con un tamaño que alcanzan los 42 mm aproximadamente. La incubación suele durar al menos 70 días.

Luego de transcurrido este tiempo, las nuevas bebés leprosas, se encuentran listas para nacer y salir a explorar el mundo.

Cómo cuidar las crías de tortuga Leprosa

Crías de tortugas galápago leproso
Tortugas Leprosas tomando el sol – Foto por: gailhampshire

Al ser, quelonios diminutos, tienden a ser el reptil ideal para llevar a casa, lo podrás mantener en un área que no abarque mucho terreno. Además de que no tendrás que gastar altas sumas de dinero para su mantenimiento.

Sin embargo, si quieres tener una tortuga sana y feliz es necesario que tomes en cuenta algunos aspectos importantes, como, por ejemplo:

  • Debes armar una pecera o tienes la opción de construir un estanque en el jardín preferiblemente. Con suficiente agua como para que ellas puedan nadar y sumergirse.
  • Además, también es conveniente que dispongas de un área plana, en la que pueda pasear. Por lo que, es recomendable que consigas algunas piedras planas y ramas de árboles donde puedan reposar.
  • Aunque, se adaptan a cualquier tipo de agua, lo más sensato para que evites alguna dificultad, es que dispongas de un buen filtro, que limpie las impurezas.
  • El clima, es otro aspecto importante, ya que tendrás la obligación de mantener una temperatura ideal. Cuidando del frío durante el invierno y del calor intenso durante el verano.

Qué amenaza a esta tortuga

Amenazas y peligro de extinción
Imagen por: Bernard DUPONT

Aunque no se encuentran en peligro de extinción, existen algunos factores amenazantes que pueden ocasionar malestar. 

La construcción de urbanismos, la destrucción de su ambiente, la quema constante y la reducción y desaparición de los ríos, son factores que están afectando cada día a estas nobles criaturas. 

Además, los ambientes insalubres en donde suelen vivir, ya sea que se encuentren en libertad o en cautiverio. 

Son, constantemente víctima de infecciones que afectan principalmente su piel y caparazón, debilitando y muchas veces perforando a esta muy sólida estructura. 

Otra amenaza, es la adquisición del caparazón como objeto de recuerdo de las regiones en los que son nativas. Es muy común, que los vendan adornados e incluso pintados con frases típicas que caracterizan al país Ibérico.

De igual manera, resulta problemático para esta especie, la poca información y la ignorancia de muchos propietarios, que tienen como consecuencia, en la mayoría de los casos desenlaces pocos agradables.

Tiempo de vida de la tortuga Leprosa

Pueden vivir durante un periodo de 20 años, siempre y cuando no se vea afectada su calidad de vida. En este caso, su tiempo de existencia suele ser mucho menor.

Cuáles son sus depredadores

Depredadores
Imagen por: Bernard DUPONT

Son depredadas, fácilmente durante su juventud o cuando son bebés, por múltiples animales, cercanos a su hábitat, como las culebras, jabalí, garzas, nutrias y lagartos.

Por el contrario, en su adultez, los peligros de ser consumidas se reducen en gran proporción, ya que tienen la capacidad de huir o defenderse a través de la excreción de un líquido maloliente que muchas veces viene acompañada de orina y heces.

Sin embargo, en cualquier etapa de su desarrollo, no se salvan del constante acecho de los hombres, quienes tienden a capturarlas, para distintas prácticas poco adecuadas.

Cuántas tortugas Leprosas hay en el mundo

Cuántas tortugas leporsas quedan en el mundo
Mauremys Leprosa cautividad – Foto por: Bernard DUPONT

La población de esta especie en la actualidad, es incontable, ya que se reproducen sin ningún problema y se encuentran distribuidas por todo el mundo como animales domésticos. 

En España, la tortuga leprosa, es la especie de quelonio más abundante. Que habita principalmente en Araba.

Según la última investigación realizada en el año 2009 por el Servicio de Conservación de la Naturaleza de este país. Se estimó que más del 60 & de la población de leprosas son machos y que poseen una alta tasa reproductiva.

Por lo que, a diferencia de otras especies de tortugas, estas han presentado un incremento de la población, que en la actualidad no se ha logrado cuantificar. 

5 Curiosidades sobre la tortuga Leprosa

Las tortugas en general son criaturas misteriosas, y la especie leprosa no es la excepción, a continuación, nombraremos algunos aspectos interesantes sobre este reptil.

  1. A pesar de su nombre, y al contrario de los que muchos piensan, no son huésped transmisor de la lepra.
  2. No se encuentran en el listado internacional de especies amenazadas.
  3. En España, están incluidas en la lista roja de reptiles vulnerables, aunque no es peligro de extinción.
  4. Poseen una enorme boca, rasgo que le hace presentar una expresión constante de sonrisa en el rostro
  5. Es la tortuga, más popular de España

Taxonomía y clasificación

Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Testudines
Suborden: Cryptodira
Superfamilia: Testudinoidea
Familia: Geoemydidae
Subfamilia: Geoemydinae
Género: Mauremys
Especie: M. leprosa

Para finalizar, a pesar del aspecto de algunos ejemplares un poco desagradable para la vista, suelen ser animales inofensivos.

En gran parte, es nuestra culpa que se desplazaran hasta el punto de, abandonar sus hogares y llegar a vivir en canales de aguas residuales. Huyendo de las constantes amenazas del ser humano.

Por lo que, ahora es nuestro deber amarlas y cuidarlas como los seres indefensos que son.

Imagen de portada gracias a : Bernard DUPONT