Saltar al contenido

Tortuga de cuello largo brasileña

Tortuga brasileña de cuello largo

La tortuga acuática de cuello largo brasileña, tortuga de cuello de víbora brasileña, tortuga de río brasileña o, en idioma portugués, cágado pescoço de cobra (Hydromedusa maximiliani),es una de los quelonios exóticos más buscados en la actualidad.

También se le ha llegado a conocer como: Tortuga de cuello de víbora o tortuga de río 

En este artículo, nos centraremos a detallar, las características más relevantes de este extraño reptil. 

Descripción

Pertenece a un raro género del grupo de los quélidos, fue descubierta hace más de 200 años. Lo que es indicativo de su longevidad en la tierra.

Son principalmente acuáticas de ríos dulces y se caracterizan por ser una de las especies más pequeñas que se encuentran en su hábitat natural.

Del mismo modo, tienen un raro aspecto, que resulta fascinantes para los historiadores de este tipo de reptil.

Hoy en día, no se consideran como una especie en riesgo de desaparición; como ocurre con algunos de sus primas más cercanas; lo que resulta una excelente información, para los seguidores de estos animales.

De dónde es originaria la tortuga de cuello largo

Esta tortuga brasileña de cuello largo, es autóctona del continente americano, específicamente en el Sur localizadas en la densa selva brasileña. 

Sin embargo, a diferencia de otras especies, este tipo de tortuga no se distribuye por territorios extensos, ya que suele ser estacionarias, movilizándose en el día, solo unos pocos metros. 

Por lo que, resulta común encontrarlas en una misma extensión de superficie durante toda su vida.

Características de la tortuga de cuello largo

Existen algunos rasgos característicos de esta especie, que las hacen únicas y las diferencian de las demás. 

En donde podemos mencionar el tamaño, al ser considerados como uno de los integrantes de menor longitud en la familia de los quelonios suelen medir solo unos cuantos centímetros, con un peso que no sobrepasa los 600 gramos.

Poseen un caparazón de forma oval, pequeño de aproximadamente 200 mm de longitud, el cual se distingue por su coloración negra, sin ningún tipo de mancha y plastrón crema en la etapa adulta.

Sin embargo, la tonalidad puede variar con la edad, por lo que permite ser un signo indicativo de tiempo de vida.

Del mismo modo, otro aspecto común, es la prominencia que tienen en el pescuezo. Presentando, en el cuello una forma alargada muy parecida a la de una serpiente, de donde es originario su nombre de cuello de víbora.

Los machos son más grandes que las hembras, de igual forma su cola tiende ser más voluminosa. Característica que permite la diferenciación entre género.

Sus extremidades, están acondicionadas para nadar y caminar, presentando una terminación en cuatro uñas que tienen aspecto de garras muy fuertes. 

Además, presentan en su cabeza unas marcadas protuberancias que se extienden hacia el cuello, dándoles un aspecto muy curioso.

Cuál es el hábitat de la tortuga brasileña de cuello largo

Brasil, al ser el país más grande de Sudamérica, suele contar con una diversidad de espacios naturales que incluyen selvas, bosques, pantanos lagos y ríos en donde conviven una gran cantidad de fauna silvestre.

Generalmente, las tortugas de río, se consiguen habitando en zonas boscosas de la selva brasileña. En el sur de este país latino, como en Sao Paulo, Rio de Janeiro y Espírito Santo

Principalmente, tienen preferencias por ríos pequeños, con aguas claras y perfectamente limpias que contengan abundante arena y rocas en donde puedan reposar pausadamente. 

Además, este hábitat le confiere debido a su coloración el camuflaje perfecto para pasar desapercibido de las posibles amenazas de la zona.

Comportamiento de la tortuga brasileña de cuello largo

Como todo quelonio, su comportamiento es relajado, viviendo una vida sin preocupaciones ni estrés. 

A pesar, de estar rodeados constantemente de peligros no suelen inquietarse por el ambiente hostil que las rodea.

Son muy tímidas, y de comportamiento aislado, prefieren estar en soledad alejado de cualquier contacto con algún ser viviente.

Además, suelen pasar mucho tiempo escondidas, en la densa vegetación de la selva, donde para muchos pasan desapercibidas por el color de su piel y caparazón.

Su rutina consiste, en estar dentro del agua en donde nadan y viven entre las rocas, comen, llevan sol, y esperan el momento adecuado para aparearse. 

De qué se alimenta la tortuga de cuello largo

Su alimentación, es predominantemente proteica, consiste en pequeños invertebrados que atrapan en los ríos donde habitan, como crustáceos, algunos insectos, libélulas, mosquitos, larvas y escarabajos.

Además, de arañas, renacuajos, peces, grillos y algunas cucarachas de la zona. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, la alimentación depende de la disponibilidad de especies que se encuentren en el área.

A pesar, de ser de pequeño tamaño y lentas al movilizarse, se valen de la elasticidad y longitud de su cuello, para alcanzar fácilmente a sus presas.

No se comportan como cazadoras constantes, solo se alimentan una vez al día, con fragmentos pequeños de alimentos.

Reproducción

La fecha ideal para reproducción, es a partir el mes de septiembre cuando finaliza el invierno y comienza el verano. Es en esta época, cuando las tortugas de cuello largo ya maduras, comienzan con el ritual de apareamiento.

 Y en donde los masculinos, se dan cuenta que las hembras se encuentran en celo al olfatearlas por su conducto vaginal. 

Al parecer, a través de cambios hormonales propios de esta especie, adquieren un olor característico, detectado fácilmente por los machos.

Estas, inician un coqueteo, encabezados por el varón, que le demuestra a la hembra a través de señales que, son las elegidas para procrear.

El coito lo realizan dentro del agua, localizando lugares pocos transitados, para obtener la privacidad que amerita el momento.

Cuántos huevos pone

Por cada fertilización, tienden a desovar un aproximado de 4 huevos como máximo, que tienen un periodo de incubación prolongado, durante un tiempo estimado de 300 días para el nacimiento de las crías.

Característica que es preocupante, ya que al tratarse de una especie que suele vivir durante muchos años, el proceso de reproducción es muy lento.

Del mismo modo, el hecho de colocar un número limitado de huevos, que coincide con su tamaño tan diminuto, resulta inquietante.

Ambas singularidades, siguen siendo llamativas para lograr la multiplicación de la población de este tipo de quelonios.

Cómo cuidar las crías pequeñas

No necesitan un cuidado específico, sin embargo, siempre es importante, que se mantengan dentro de un ambiente lo más parecido a su hábitat natural.

Al ser autosuficientes desde que se encuentran en el interior de la cáscara, no requieren de un trato particular.

Pero, siempre se debe tener un adecuado cuidado, con la temperatura y las condiciones ambientales. Como, por ejemplo:

Al ser nativas de climas cálidos, es fundamental, que estén lo más confortables posibles, evitando el frío extremos para que no sufran hipotermia.

La alimentación es muy variada, procura no cocinar los alimentos y que estos no deben llevar ningún condimento.

De igual forma, es importante que dejes que descubran por sí misma el mundo que las rodean, para que sean lo suficientemente fuerte y logren sobrellevar de manera positiva, el cambio brusco que atraviesan al pasar del confort dentro del huevo a la vida exterior.

Que amenazan a estas tortugas

En cautividad, los peligros más comunes, por los que atraviesan son producto de la desinformación, como, por ejemplo: La mala alimentación y la ingesta de productos no adecuados para ellas, la mala higiene de los espacios y los traumatismos por manipulaciones forzadas.  

Por otro lado, en su ambiente natural, existen muchos factores que las colocan en riesgo, principalmente aquellos que impactan directamente sobre su hábitat, como, por ejemplo:

  • La deforestación del sitio de residencia, que ha llevado a que se pierdan múltiples de ejemplares, principalmente bebés. O que ha ocasionado como consecuencia la desorientación de esta especie al no poder ubicar un nuevo sitio adecuado de estadía.
  • La contaminación de las aguas, por los desechos industriales y las desembocaduras de cloacas mal organizadas, que no toman en cuenta, que ponen en peligro a muchas especies que habitan en estas regiones.
  • La pobreza, que abundan en la zona, que lleva a la captura para comercialización ya sea como mascota o para el consumo humano.

Sin embargo, a pesar de algunos esfuerzos gubernamentales, aún se siguen observando estas prácticas dañinas que afectan tanto al ecosistema como a la tortuga de cuello largo.

Cuántos años viven

Las tortugas de cuello largo brasileña normalmente suelen vivir durante 40 a 50 años aproximadamente. Siempre y cuando logren mantenerse sanas y alejadas de todo peligro.

Cuáles son sus depredadores

Si las tienes como mascotas, es muy común que sean constantemente perseguidas por perros y gatos domésticos, que, aunque no resultan ser cazadores comunes de esta especie.

 Al tenerlas habitando en el mismo lugar, pueden sobresalir su instinto animal y por ende llegar a lastimarlas.

Por otro lado, en la selva, son constantemente perseguidas por felinos que viven en la zona, como jaguares, panthera, pumas, mapaches y otros reptiles como culebras y caimanes.

¿Cuántas tortugas brasileñas de cuello largo quedan en el mundo?

En la actualidad, se desconoce cuántas especies de este tipo quedan en el mundo, por muchos esfuerzos, que se han realizado resulta algo imposible estimar la población total.

Esto debido a que, al ser animales muy pequeños, que se esconden entre los escombros propios de la selva, como ramas de árboles caídos y rocas, suele ser difícil calcular el número de ejemplares vivos.

Por lo que, resulta ser una especie poco estudiada, y menos conocida por el mundo.

5 Curiosidades de la tortuga brasileña de cuello largo

Resulta interesante, la poca documentación que existe hoy en día sobre este tipo de animal, pero existen ciertas características interesantes sobre esta particular criatura, como las que mencionaremos a continuación:

  1. Sabías que, el apodo de cuello de víbora se debe a la capacidad de recoger el cuello de forma horizontal, y no de manera vertical como lo realizan todas las otras tortugas.
  2. La adquisición de este tipo de reptil, es legalmente permitida y las puedes adquirir por un cómodo precio.
  3.  Dependen exclusivamente de los rayos del sol, para obtener energía, alimentarse y calentarse, es común durante los días nublados encontrarlas escondidas en sus refugios
  4. Presentan uno de los periodos de incubación más prolongado en este tipo de especie.
  5. Son conocidas como una de las tortugas más perezosas del planeta, por la poca movilidad que presentan.

En fin, a pesar de la poca información sobre estas exóticas criaturas, es importante que cuides y le prestes la debida atención que merecen. Al entenderlas mejor te sorprenderá lo fascinante que resultan ser. 

Taxonomía y Clasificación


Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Testudines
Suborden: Pleurodira
Familia: Chelidae
Subfamilia: Hydromedusinae
Género: Hydromedusa
Especie: Hydromedusa maximiliani